Cómo saber si mi bebé está comiendo bien.

Una preocupación muy lógica y habitual en las familias de bebés recién nacidos es si el bebé está siendo bien alimentado, es decir, si está tomando toda la leche que necesita del pecho. Sobre todo cuando es nuestro primer bebé, solemos tener dudas sobre su comportamiento y sobre las señales de demanda y saciedad, principalmente las primeras semanas, hasta que lo vamos conociendo mejor y vamos ganando soltura.

Pues bien, esos primeros días en casa, antes de los controles de peso de los 15 días y del mes, hemos de fijarnos en estos 5 puntos:

  • La piel del bebé tiene buen color, no está amarillenta ni grisácea, está calentita (excepto pies y manos, que es normal que estén fríos) y se ve hidratada. La boca y las mucosas no se notan secas.
  • La fontanela está redonda casi todo el tiempo, no está hundida. Solo se nota hundida cuando el bebé está llorando, y en cuanto se calma, vuelve a su forma redondeada.
  • Su estado anímico es bueno, es decir, no está adormilado todo el día, ni por el contrario siempre llorando. El bebé dedicará el día a mamar y dormir, y según vaya creciendo estará más tiempo despierto y tranquilo (en alerta tranquila).
  • Con más de 5 días de edad y LME, el bebé ha de mojar cada 24h un mínimo de 5 pañales de pis clarito, y ha de hacer un mínimo de 4 deposiciones al día, amarillas y líquidas. Si con más de 4 días de vida hay cristales de uratos en el pañal, pueden ser señal de que no está comiendo bien. A partir del mes cumplido, las deposiciones pueden espaciarse varios días, y esto es normal si siguen siendo amarillas y líquidas.
  • El bebé toma pecho unas 10-12 veces al día, al terminar se queda satisfecho y a menudo dormido.

Debemos acudir al médico si alguno de estos 5 puntos no se cumple, para comprobar que todo va bien. Sin alarmarnos pero sin demorarlo, cuanto antes salgamos de dudas más tranquilos nos quedaremos y mejor estaremos cuidando a nuestro bebé.

Artículo anteriorTALLER SOBRE LM PRESENCIAL